Mary Solaris en un atrevido anal en Private

Mary Solaris en un atrevido anal producido por la productora europea Private. El joven ruso Nik Rock XXX es el afortunado actor que empala a la alternativa Mary.

La joven Mary Solaris no hace ni un año que debutaba en la industria del porno y, como con casi todos los casos de jóvenes del este, ya ha cedido todos sus agujeros a la causa. Es excepcional la predisposición de las actrices rusas para la realización de escenas de sexo anal, pero en este caso es quizás más llamativo por su precocidad. En pocos meses ha llegado a grabar incluso con la exigente productora europea Legal Porno.

Las dobles penetraciones parecen no suponer un problema para esta jovencita rusa. No sé si realmente es por fervor sexual o por exigencias del guion, pero sea por lo que fuere, toca disfrutar ahora de sus flexibles apariciones en escena, antes de que se canse de la industria o la industria se canse de ella, lo que suceda antes. Es una pena, pero pocas veces he visto a una rusa tatuada llegar a lo más alto y mantenerse allí más de un par de años. Supongo que el nivel de exigencia del porno europea es demasiado elevada para tan tiernas edades.

Una escena romántica

En la escena que os traigo hoy al blog, la rusita de aspecto alternativo y flexibilidad propia de su edad, se enfrenta a otro joven de la madre Rusia llamada Nik Rock XXX (curioso nombre, las equís supongo que serán para dejar claro cuál es su trabajo, vete a saber). La escena no es ninguna maravilla escénica, ni siquiera tiene los mejores planos, quiás alguno de sexo anal, pero rezuma un aura juvenil que le da un aire casi romántico. Como si ambos se sintiesen avergonzados de lo que están haciendo delante de la cámara. Espero que la disfrutéis.

Os dejo la escena de porno gratis de Mary Solaris para Private

Comparte nuestro contenido en Twitter o envíaselo a un amigo por Whatsapp

Manu

He venido a surtirte del mejor material para esas pajas culturetas. Deja algún comentario, estaré encantado de debatir sobre porno y sexualidad contigo.

Ver todas las entradas de Manu →