Alina Lopez en un trío de altura en Blacked

Alina Lopez en un trío interracial de altura producido por Blacked. En esta ocasión son Jax Slayher y Pressure los encargados de dar placer a la bellísima Alina.

Alina Lopez es ya casi un fetiche de este blog. No es para menos, ya que su belleza y el hype que está levantando su primera escena de sexo anal, hacen casi obligatorio hacer un marcaje de cerca de la bella actriz estadounidense. Alina sigue en lo más alto y grabando con las mejores productoras del momento, no cesa en su intento de estar en lo más alto del estrellato mediático de la industria del porno.

En la escena que os traigo hoy al blog, Alina se atreve con los polludos actores de la productora de porno interracial, Blacked. En este caso son Jax Slayher y Pressure los encargados de dar placer a Alina. La escena es ya un clásico de la productora; joven rubia y pálida siendo follada salvajemente por dos polludos negros. El nombre de la productora no deja mucho a la imaginación, ¿qué otra cosa podría ofrecernos?

El tan esperado anal

En este caso, como en todas las escenas hasta la fecha de Alina, tampoco hay sexo anal, aunque tampoco se echa en falta. El desempeño sexual de Alina y el nivel de morbo con el juego de cámara con los espejos es más que suficiente para una buena paja de tarde aburrida. No todo va a ser sexo anal, pero entiendo que para los pornófilos adictos a esta categoría, la ilusión genera una espera tensa. Son muchas las porras que se están haciendo en cuanto a cuál será la afortunada productora que se lleve la grabación de esa primera escena anal de Alina. Yo apuesto, cómo no, por el analizador por excelencia, el pudiente Mike Adriano, pero ya veremos quién se lleva el gato al agua.

Os dejo la escena de porno gratis de Alina Lopez para Blacked

Comparte nuestro contenido en Twitter o envíaselo a un amigo por Whatsapp

Manu

He venido a surtirte del mejor material para esas pajas culturetas. Deja algún comentario, estaré encantado de debatir sobre porno y sexualidad contigo.

Ver todas las entradas de Manu →