Adria Rae y Alina Lopez en la última escena de Deeper

Adria Rae y Alina Lopez en la última escena de la productora Deeper. En esta ocasión es Rob Piper el encargado de repartir placer entre las dos agraciadas y bellas mujeres.

Adria Rae es uno de esos casos de webcamer que da el salto a las producciones de cine porno y triunfa inmediatamente gracias a su entrega. Bueno, más o menos ha sido así, quitando algunas producciones de muy baja calidad. Supongo que es difícil entrar en este mundillo y que las mejores productoras te llamen para trabajar con ellos sin tener que besar algún sapo por el camino. De todos modos, una vez llegó la oportunidad, gracias a Greg Lansky, parece que Adria supo aprovecharla como nadie. Hoy por hoy su caché y sus apariciones en producciones de calidad han aumentado exponencialmente. Es de agradecer, ya que Adria es un valor seguro para esas pajas de aburrido encierro.

De Alina Lopez ya hemos hablado en el pasado. Su caso es muy parecido al de Adria, saltando de las webcams al porno y triunfando en muy poco tiempo gracias a las preciosistas escenas de las productoras de Greg Lansky. Algo que parece reproducirse como un patrón entre las starlet que Greg decide llamar para aparecer en sus producciones.

En la escena de hoy, producida y dirigida por la gran Kayden Kross, Adria Rae y Alina Lopez dan un recital de buen sexo. Un trío de altos vuelos con el polludo Rob Piper, parece ser la última apuesta de Kayden, que nos vuelve a deleitar con una sesión de estilo cinematográfico que se ha convertido ya en firma de la autora. Todo un deleite para los sentidos. Es de agradecer esta calidad de producción para estos momentos de extremo aburrimiento en casa. Recuerda, quédate en casa.

Os dejo la escena de porno gratis de Adria Rae y Alina Lopez para Deeper

Comparte nuestro contenido en Twitter o envíaselo a un amigo por Whatsapp

Manu

He venido a surtirte del mejor material para esas pajas culturetas. Deja algún comentario, estaré encantado de debatir sobre porno y sexualidad contigo.

Ver todas las entradas de Manu →